Carreras de fin de año: prepara tus pies - iQtra Medicina Avanzada

Carreras de fin de año: prepara tus pies

Publicado el 15.12.17 en Podología por iQtra

La San Silvestre Vallecana puede ser la más conocida, pero desde luego no es la única. Habrá carreras y cross populares por toda la geografía nacional en estas dos últimas semanas de diciembre. Para evitar lesiones mayores, es necesaria una buena condición física y también cuidar nuestros pies: el pie en carrera se ve sometido a miles de choques contra el suelo (microtraumatismos de repetición), fricción contra el calzado y el propio estrés interno debido a la función de los músculos, ligamentos y articulaciones.

 

Los expertos de la Unidad de Podología de iQtra Medicina Avanzada explican unos elementales cuidados del pie y una correcta elección del calzado para correr mejor y terminar el año sin perder el paso.

 

Antes de la carrera

 

En el caso del cuidado de la piel de los pies, recomendamos el uso diario y continuado de una crema específica para el pie, y para los más perezosos, la aplicación de la misma durante al menos una semana antes de la prueba.

 

Para casos de excesiva sudoración es adecuado el uso de productos astringentes como el polvo de talco o formulaciones comerciales entre el pie, el calcetín y la zapatilla.

 

Las uñas se deben cortar bien rectas, sin dejar aristas que dañen los dedos adyacentes y si es preciso acudir a un podólogo que trate las durezas, callosidades, ampollas o cualquier lesión que nos produzca dolor al caminar.

 

Se pueden realizar -además del propio entrenamiento global del running-, unos ejercicios básicos de potenciación y estiramiento de los pies:

 

  • Movilizarlos en 3 series de al menos 15 segundos en
    • flexo-extensión
    • prono-supinación
    • movimientos circulares de tobillo
    • movimientos de flexo-extensión de los dedos
  • Caminar durante 10 minutos sobre la punta de los dedos, talones y con el lateral y la parte interna de los pies.

 

El día de la prueba

 

Tenemos que acudir calzados con unas zapatillas adecuadas a nuestras necesidades que ya hayamos usado con anterioridad (nunca estrenar calzado) de al menos un número mayor para evitar ampollas en los dedos y hemorragias subungueales.

 

Los calcetines deben ser transpirables, al igual que las plantillas, que además de transpirar deben tener buena capacidad amortiguadora. Si se trata de una persona con tratamiento con plantillas ortopédicas, las ha debido probar por lo menos durante un mes antes.

 

Podemos prevenir la aparición de ampollas con apósitos hidrocoloides en las zonas donde esperamos que exista mayor roce.

 

Qué zapatillas me pongo

 

En la elección del calzado hay que encontrar un equilibrio entre ligereza, amortiguación, control de movimiento y facilitación del gesto para un óptimo rendimiento. Depende de nuestro peso, necesidades biomecánicas y nivel de entrenamiento y merece una mención especial, dada la complejidad y variedad de tipos de zapatillas y marcas. Pero para no extendernos mucho diremos que varían en torno a la función para la que estén diseñadas:

 

  • Ofrecer amortiguación al aparato locomotor, disminuyendo las fuerzas de impacto sobre el aparato locomotor y así proteger el pie
  • Estabilizar la pisada y dirigir el movimiento disminuyendo el esfuerzo y optimizando el rendimiento

 

Se clasifican en zapatillas de entrenamiento, mixtas o de competición por orden descendente de interacción con el pie, donde las más sencillas entrarían en la frontera del mundo de las zapatillas minimalistas o barefoot (correr descalzos) pero esto ya es otro tema… En una tienda especializada nos sabrán aconsejar sobre qué tipo de calzado nos interesa.

 

Además, según nuestra propia biomecánica, el pie tenderá a realizar un marcado movimiento hacia dentro (pronación), neutro o lateral (supinación), así que el mercado dispone de modelos de zapatillas con refuerzos colocados estratégicamente para cada vicio postural: zapatillas para pronador, neutras o para supinador.

 

Después de la línea de meta

 

El pie como el resto del cuerpo ha sufrido un desgaste importante y llegaremos exhaustos, pero es imprescindible hacer unos estiramientos y llega el momento de descansar, sumergir las piernas en agua fría durante algunos minutos y seguir hidratándonos. En casa podemos reservarnos una crema tonificante o un refrescante pediluvio. No dudes en días sucesivos visitar algún profesional para que traten tus lesiones con mayor detalle y atención. Una lesión mal curada, puede cronificarse y arruinar la práctica de nuestra afición favorita.

 

El equipo de Podología de iQtra Medicina Avanzada además de tratar las lesiones que se producen a causa de la práctica deportiva, ayuda a prevenir y corregir los problemas de nuestra pisada. La Unidad de Podología de iQtra Medicina Avanzada está coordinada con los especialistas en Traumatología y Medicina Deportiva. La disponibilidad de un equipo multidisciplinar, experto y resolutivo, permite tener una visión más amplia de las patologías y enfocar las terapias de modo integral, ofreciendo al paciente siempre la solución que mejor se adapte a las características de su dolencia, contando además con el equipo técnico y los materiales más innovadores.