• COLUMNA Y CUELLO

    TU BIENESTAR, NUESTRA META DIARIA

    COLUMNA Y CUELLO

    Especializados en prótesis de rodilla y cadera y en las técnicas innovadoras de traumatología, cirugía y artroscopia deportiva.

Es una estructura compleja encargada de soportar la estructura corporal y además proteger la médula espinal y con ella los nervios que van a las extremidades superiores y a las extremidades inferiores.

Algunas de las patologías más comunes que resolvemos son:

  • Artritis reumatoideas
  • Artrodesis de columna
  • Artrosis de columna
  • Cervicalgia, cervico-braquialgia
  • Ciática o ciatalgia
  • Contracturas cervicales, dorsales, lumbares
  • Desviaciones de columna
  • Discectomía
  • Dorsalgia
  • Escoliosis
  • Esguince cervical, latigazo cervical
  • Espondilitis
  • Espondilolisis, espondilolistesis
  • Fracturas vertebrales, luxaciones vertebrales
  • Hernias y pinzamientos y protusiones de discos intervertebrales cervicales, lumbares
  • Lumbalgia o lumbago
  • Osteoporosis vertebrales
  • Vértigos cervicales

Patologías de la columna y el cuello

La precisión en el diagnóstico mejora los resultados y el tiempo de recuperación

Contracturas cervicales, dorsales y lumbares
Contracturas cervicales, dorsales y lumbares

Una contractura muscular es la contracción persistente e involuntaria de un músculo, que no puede realizar el esfuerzo correctamente. El músculo contracturado se percibe rígido y duele al presionarlo.

Las contracturas suelen producirse por mantener de forma frecuente y duradera la misma postura, por manejar peso, por llevar una vida sedentaria y también por el estrés. Y a veces pueden ser el síntoma de otra enfermedad como la artrosis, las hernias discales o las protusiones.

Esguince cervical, latigazo cervical
Esguince cervical, latigazo cervical

El latigazo cervical es un síndrome que incluye gran variedad de manifestaciones (dolor y rigidez de intensidad variable, lesiones de tejidos blandos, mareos o fracturas) y que puede producirse por muchos motivos (empujones, encontronazos practicando deporte, caídas…). En definitiva, todo impacto que transmita una aceleración súbita al tronco que, a su vez, provoque una hiperextensión de la columna cervical, seguida de una hiperflexión por el efecto rebote es susceptible de causar las molestias y lesiones típicas de este problema.

Uno de los mayores obstáculos para su diagnóstico es que no se manifiesta inmediatamente después del traumatismo. Un estudio completo y una exploración manual será la que finalmente determine la existencia de la lesión y su gravedad.

En iQtra Medicina Avanzada recomendamos empezar la fisioterapia a las 48 horas del accidente. Otra de las premisas que observamos en nuestra unidad es la de retirar el collarín blando cuanto antes para conseguir una recuperación temprana. Lo primero que trabajamos es la eliminación del dolor y de las alteraciones musculoesqueléticas. Posteriormente incidimos en el restablecimiento de la movilidad articular y finalmente, en la normalización de las funciones motrices.

Hernias y pinzamientos y protusiones de discos intervertebrales cervicales, lumbares
Hernias y pinzamientos y protusiones de discos intervertebrales cervicales, lumbares

La columna esta constituida por 32 vértebras que se articulan mediante las carillas articulares y los discos intervertebrales. La función principal del disco intervertebral es amortiguar las presiones y estabilizar el movimiento entre ellas.

A lo largo de nuestra vida y teniendo en cuenta nuestras actividades, el disco se somete a varias tensiones repetidas que dan lugar a pequeños desgarros que pueden producir una fisura, una protrusión o una hernia discal, según el grado de afectación de los discos intervertebrales.

Para establecer el tratamiento es necesario hacer una exploración física exhaustiva y un estudio de imagen, a través de una Resonancia Magnética Nuclear (RMN) o pruebas neurofisiologicas. Dependiendo del nivel de afectación de las estructuras implicadas se establecerá un tratamiento conservador, para lograr la desaparición del dolor y una mejora de la calidad de vida, o un abordaje quirúrgico, justificado en procesos neurológicos progresivos o en los casos que el tratamiento conservador no mejora la sintomatología.