• RODILLA

    TU BIENESTAR, NUESTRA META DIARIA

    RODILLA

    Especializados en prótesis de rodilla y cadera y en las técnicas innovadoras de traumatología, cirugía y artroscopia deportiva.

La rodilla tiene un diseño anatómico que resulta en cierto modo inestable. Soporta el peso corporal cuando estamos de pie, y especialmente cuando corremos o caminamos. Es por ello habitual que las dolencias de rodillas sean un problema común a cualquier edad. Entender las partes básicas de la rodilla le ayudará a comprender mejor qué ocurre cuando aparece un problema de rodilla.

Algunas de las patologías más comunes que resolvemos son:

  • Artritis reumatoideas
  • Rotura de ligamento cruzado de rodilla (LCA)
  • Artrosis de la rodilla
  • Osteocondritis disecante de la rodilla
  • Lesiones rotulianas: síndrome rotuliano, condromalacia rotuliana
  • Síndrome de plica sinovial
  • Quiste poplíteo (o de Baker)
  • Bursitis pre-rotuliana

 

  • Lesiones del Ligamento Cruzado Posterior
  • Prótesis de rodilla (total o parcial unicondílea)
  • Lesiones de ligamentos colaterales (ligamento rotuliano y laterales)
  • Lesiones de menisco
  • Tratamientos condroprotectores para artrosis en rodilla
  • Lesiones de isquiotibiales
  • Síndrome cintilla Iliotibial
  • Osteoartritis de la rodilla
  • Osteocondritis: lesiones de cartílago
  • Problemas patelo-femoral
  • Osteotomía tibial correctora (genu valgo, genu varo, genu recurvatum, genoflexo)
  • Viscosuplementación para la artrosis, condromalacia y condropatía de rodilla (ácido hialurónico)
 del túnel radial
  • Tendinitis

Patologías de la rodilla

La precisión en el diagnóstico mejora los resultados y el tiempo de recuperación

Rotura de ligamentos
Rotura de ligamentos

Es una rotura (parcial o completa) o una distensión (estiramiento excesivo) de alguno de los ligamentos que forman parte de la rodilla.

La rodilla es similar a una articulación en bisagra, localizada donde la punta del fémur (el hueso del muslo) se une con la parte superior de la espinilla (tibia).

Cuatro ligamentos principales conectan estos dos huesos:

Ligamento colateral medial (LCM), que corre por el interior de la rodilla  y evita que ésta se doble hacia adentro.

Ligamento colateral lateral (LCL), que corre por la parte exterior de la rodilla y evita que ésta se doble hacia afuera.

Ligamento cruzado anterior (LCA), que está en el interior de la articulación e impide que la tibia se deslice hacia afuera frente al fémur y aporta estabilidad para que la rodilla pueda rotar.

Ligamento cruzado posterior (LCP), que trabaja junto con el LCA e impide que la tibia se deslice hacia atrás por debajo del fémur.

Más información sobre las lesiones del Ligamento Cruzado Anterior (LCA)

Prótesis de rodilla
Prótesis de rodilla

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que produce el deterioro del cartílago, que puede llegar a desaparecer. El paso del tiempo, pero también traumatismos o enfermedades reumáticas pueden acelerar el desgaste de estas superficies. A medida que se deteriora el cartílago, el hueso reacciona y crece por los lados (osteofitos) llegando a producir la deformación de la articulación. Esta degeneración causa además dolor, rigidez e incapacidad progresiva. La cirugía que resuelve esta artrosia es la artroplastia total de sustitución o prótesis de rodilla.

La artrosis de rodilla se manifiesta inicialmente con dolor tras estar mucho tiempo de pie o caminando. Duele especialmente con algunas actividades como subir y bajar escaleras, caminar por terrenos irregulares o levantarse de una silla.

En iQtra Medicina Avanzada somos absolutamente partidarios de desarrollar todo el potencial de nuestro equipo de profesionales hacia la prevención. No obstante, aunque esta opción sea la última que barajamos y reservamos para cuando no existe otra alternativa mejor, retrasar demasiado y sin motivos una determinada intervención repercute negativamente tanto en la salud como en la calidad de vida del paciente. En los últimos tiempos, las técnicas mínimamente invasivas, de las que somos firmes defensores y que llevamos aplicando con éxito desde hace años, han hecho posible reducir la agresión quirúrgica al máximo, de manera que ni la propia intervención ni la recuperación posterior o la rehabilitación necesaria para completar el tratamiento se pueden comparar con las cirugías abiertas de antaño.

Lesiones rotulianas
Lesiones rotulianas

 

SÍNDROME ROTULIANO y CONDROMALACIA ROTULIANA

 

La patella o rótula es un hueso plano de forma triangular que protege la articulación de la rodilla y colabora con los músculos para mover la pierna con mayor eficacia. Una patella sana se desliza arriba y abajo a través de un surco en un extremo del fémur, sin causar dolor. Cuando esta zona se deteriora y pierde el cartílago provoca dolor e incapacidad de soportar una mínima carga.

Lesiones de menisco
Lesiones de menisco

El menisco es un cartílago situado en el interior de la articulación de la rodilla, entre fémur y tibia, con forma de “C” o semilunar. Nuestra rodilla está compuesta de dos meniscos, el situado en la parte de fuera de la rodilla se llama externo y el situado en el lado contrario interno o medial. Su función es amortiguar la articulación entre el fémur y la tibia, así como aumentar su congruencia, ya que la forma tibial no se corresponde con la femoral. De esta manera se distribuyen mejor las cargas y se estabiliza de manera más eficaz la rodilla.

Los meniscos se rompen, habitualmente, cuando la rodilla sufre una torsión. Existen también las roturas degenerativas, que suele aparecer en personas de más edad cuando el tejido meniscal se ha degenerado y es menos resistente.

Los síntomas más frecuentes son dolor intenso en interlinea articular (donde se sitúa el menisco) que puede acompañarse en las horas posteriores con derrame articular (inflamación de la rodilla). En ocasiones, cuando el fragmento roto se suelta y queda atrapado entre el mecanismo de bisagra la rodilla, ésta puede bloquearse (incapacidad para extender la rodilla).

La exploración física y la valoración de RNM van a determinar el diagnóstico y el tratamiento, que inicialmente estará dirigido a la disminución del dolor y la inflamación mediante elevación de la pierna afectada, crioterapia… en aquellos casos de pequeñas fisuras o roturas leves.

Las roturas de menisco se reparan mediante artroscopia bien suturando el menisco o bien retirando el fragmento roto. Cualquiera de las dos técnicas quirúrgicas las realizamos mediante artroscopia.

Más cirugía de la rodilla
Más cirugía de la rodilla

Artroscopia diagnóstica

La cirugía artroscopica permite el diagnóstico y tratamiento de los problemas articulares a través de pequeñas incisiones en la piel. Se utiliza una cámara unida a una óptica para visualizar el interior de la articulación.

Osteotomía tibial alta

Los pacientes con una afección conocida como osteoartritis o artritis degenerativa experimentan un desgaste constante de los meniscos y el cartílago articular, lo cual puede provocar erosión o rotura de menisco. Un reemplazo parcial o total de rodilla puede corregir esta condición cuando el daño de la articulación ya no se puede reparar. En ciertos casos, sin embargo, una técnica conocida como osteotomía puede realinear la rodilla, quitando la presión en el lado dañado.

Problemas sinoviales – Removiendo la membrana sinovial inflamada

La membrana sinovial se encuentra en las articulaciones como la rodilla y el hombro. Esta fina membrana cubre la parte interior de la articulación. Su función principal es la de generar el liquido sinovial que lubrica y nutre la articulación.

Problemas sinoviales – Removiendo la plica dolorosa

La membrana sinovial se encuentra en las articulaciones como la rodilla y el hombro. Esta fina membrana cubre la parte interior de la articulación. Su función principal es la de generar el liquido sinovial que lubrica y nutre la articulación.

Removiendo los cuerpos libres

Cuerpos libres es el nombre que se les da a pequeños fragmentos sueltos que están flotando en la articulación de la rodilla. Estos fragmentos de tejido se han desprendido de su ubicación original y se mueven dentro de la articulación causando dolor, inflamación y sensación de bloqueo.