Entrenar la elasticidad para prevenir lesiones - iQtra Medicina Avanzada

Entrenar la elasticidad para prevenir lesiones

Publicado el 08.03.18 en Fisioterapia por iQtra

Los estiramientos proporcionan elasticidad, por eso estirar es la parte más importante de la práctica deportiva, esencial para mantener y cuidar las articulaciones en las diferentes etapas de la vida. Nunca debemos dejar de trabajar la elasticidad, recomienda el doctor Ángel Villamor, traumatólogo y director médico de iQtra Medicina Avanzada:En los niños hay que entrenar la elasticidad para mejorar el crecimiento; en los jóvenes, para rendir mejor y que todo trabaje de modo armónico y elástico y así evitar lesiones; y en la edad adulta, sigue siendo muy importante para que los tejidos tengan mejor riego sanguíneo”. Un tendón, un ligamento, un músculo que acompañen con su elasticidad al movimiento ayudan a hacer el ejercicio de manera correcta, de forma más efectiva y proporcionando salud al resto de la articulación.

 

La elasticidad

 

Músculos, tendones y ligamentos son estructuras que tienen que tener cierta elasticidad para que trabajen correctamente. Al practicar deporte sin la elasticidad suficiente, se pueden dañar músculos, tendones y ligamentos; la elasticidad permite que, ante un tirón brusco, las estructuras elásticas transmitan el movimiento de forma gradual y armónica”, explica Ángel Villamor.

 

El doctor habla también de las fascias, los tejidos que contienen a los músculos, y que también tienen que tener cierta elasticidad, cierta adaptabilidad: “Cuando en temporada de mucho entrenamiento el músculo crece, la fascia tiene que darse de sí para que el músculo quepa dentro. Y cuando se disminuye la forma física, este tejido también tiene que retraerse un poco, para sujetar esos músculos en la buena posición y que sigan funcionando correctamente”, explica el especialista Ángel Villamor.

 

En los niños

 

“Con los niños se debería dedicar la mitad de la clase de educación física a estirar. Inventarnos ejercicios para que estiren, para que estas estructuras (músculos, tendones, ligamentos) sean elásticas y se dejen llevar por el crecimiento del hueso”, señala el doctor Villamor.

 

En edad de crecimiento, la elasticidad es importante para ayudar a que el músculo crezca bien y acorde con el hueso. Hay niños que practican deporte desde pequeños, lo hacen bien y destacan por su musculatura y su habilidad, pero que con frecuencia deben abandonar por lesiones en plena edad del estirón. La culpa: la falta de elasticidad. “El hueso es el que manda en el crecimiento. Y el músculo, que se inserta de un extremo del hueso al otro, se tiene que dejar llevar. Con el estirón -en las niñas entre los 10 y los 12 años, en los niños de los 12 a los 14-, el hueso crece muy rápido. En esos chavales que ya de por si tienen buenos músculos, entrenan mucho y tienen buena potencia muscular, si les falta elasticidad, sus músculos no se dejarán llevar por el crecimiento del hueso y pueden empezar los problemas: desgarros musculares, tendinitis, desgarros tendinosos… El hueso crece y la goma que sería el músculo o el tendón que va de un lado al otro se va tensando; y sin elasticidad, puede llegar un momento en que se rompa”, explica el especialista.

 

En los jóvenes

 

Superada la etapa de crecimiento, la elasticidad sigue siendo importantísima para trabajar correctamente todo el esqueleto. “El hueso ya no va a pedir el músculo que se estire más. Ese músculo, ese tendón, ese ligamento tienen que tener elasticidad para trabajar correctamente, amortiguar cada gesto brusco, mitigar golpes y soportar las tensiones sin roturas”, recuerda Ángel Villamor.

 

En la edad madura

 

En esta etapa de la vida, estirar es tan importante como hacer deporte: si no hay elasticidad los tejidos no sólo se van poniendo rígidos, sino que además cada vez se nutren peor. Si el riego sanguíneo de la zona no es adecuado, el tejido no estará bien nutrido y cada vez será más sólido. Los tejidos con menos riego sanguíneo se van acartonando si falta elasticidad. “En este grupo de edad insistimos en que hay que trabajar la elasticidad y cuidar el impacto articular, ya que de esta manera mantendremos la maquinaria bien engrasada durante muchos más años”. El entrenamiento de la elasticidad con los estiramientos antes y después de practicar deporte son fundamentales en cualquier actividad física y en todas las etapas de la vida.