Fortalecer el suelo pélvico para prevenir males mayores - iQtra Medicina Avanzada

Fortalecer el suelo pélvico para prevenir males mayores

Publicado el 08.01.18 en Fisioterapia por iQtra

De qué hablamos cuando hablamos de suelo pélvico

 

El suelo pélvico está formado por un grupo de músculos y ligamentos que sirven de sostén y apoyo a varios órganos (vejiga, útero, vagina, uretra y recto), que intervienen a su vez en la contracción voluntaria de los esfínteres además de tener un papel fundamental en la sexualidad femenina y en las relaciones sexuales de las mujeres. Para que el suelo pélvico realice correctamente estas funciones es esencial un tono muscular y una elasticidad adecuados, que pueden trabajarse y conseguirse antes de que aparezcan los problemas.

 

Los ejercicios de suelo pélvico son recomendables a cualquier edad para:

 

  • Cuidar y mantener en forma esta parte del cuerpo
  • Prevenir males mayores
  • Mitigar y eliminar las disfunciones que su deterioro pueda provocar

 

El buen estado del suelo pélvico influye en la calidad de vida de las mujeres y lo aprecian aquellas que, tras sufrir alguna molestia, han conseguido disminuirla o eliminarla gracias al trabajo consciente y supervisado de fisioterapeutas especializados.

 

Factores de riesgo

 

Son muchos los factores que pueden causar su deterioro y debilitamiento: la edad de la paciente, el componente genético hereditario, los embarazos, los partos vaginales y la menopausia, entre otros. El debilitamiento del suelo pélvico se traduce en molestias diversas y la incontinencia urinaria suele ser el signo más molesto y condicionante: el 45% de las mujeres sufre algún tipo de incontinencia a lo largo de su vida. Esta puede ser repentina y temporal o continua y prolongada; y responder a diversos orígenes, entre ellos el más frecuente: la disfunción muscular.

 

Conocer los factores, prevenir su impacto y mejorar la respuesta de la musculatura en estos momentos clave en la vida de la una mujer es el mejor modo de evitar lesiones e impedir que estas evolucionen hasta el punto de requerir cirugía uro-ginecológica.

 

Numerosos estudios científicos avalan la importancia decisiva de la rehabilitación del suelo pélvico en la prevención de la incontinencia urinaria y otras molestias, estimando que es posible prevenir el deterioro del suelo pélvico en más del 80 % de las mujeres mediante un programa de recuperación adecuado. Las diversas opciones de terapia varían en función del grado de debilitamiento del suelo pélvico.

 

Cuando se trata de mujeres embarazadas, que acaban de dar a luz o mujeres que empiezan a detectar signos de menopausia, la importancia de estos se hace más explícita pues viven en primera persona un proceso muy visible que altera y desajusta su organismo y a ellas mismas.

 

Para empezar

 

El equipo de fisioterapeutas de iQtra Medicina Avanzada conoce el alcance de la prevención y la eficacia del asesoramiento. El beneficio es apreciable en cualquier momento a lo largo de la vida de la mujer. La puesta en práctica de un programa de ejercicios -que después cada paciente podrá llevar a cabo en su rutina diaria- ayuda a prevenir, retrasar y controlar posibles problemas como incontinencia, dolores y/o prolapso de algunos órganos.

 

Taller básico de suelo pélvico. Única sesión teórico práctica que acerca los conceptos anatómicos importantes y enseña como tomar conciencia de esta musculatura. Comprender la anatomía y reconocer qué músculos ayuda a la tonificación y cuáles a mejorar la elasticidad del suelo pélvico son dos condiciones que deben conjugarse debidamente y aprender a trabajarlos en una postura correcta y respiración adecuada es una premisa básica: trabajar en la prevención del debilitamiento antes de que aparezca.

 

El segundo paso sería la exploración individual de la paciente en la que, en función del grado de debilidad del suelo pélvico, se recomienda trabajo en grupo o individual, con la ayuda de aparatología de apoyo.

 

Por último, en las sesiones (tanto individuales como en grupo) se va alternando trabajo de musculatura abdominal profunda y gimnasia abdominal hipopresiva con trabajo específico de músculos del suelo pélvico durante una hora.

 

La calidad en la ejecución del ejercicio es imprescindible en este trabajo, por eso la supervisión y corrección de un fisioterapeuta experto es fundamental.