Hipopresivos: mucho más que un abdomen plano - iQtra Medicina Avanzada

Hipopresivos: mucho más que un abdomen plano

Publicado el 21.09.17 en iQtra en los medios por iQtra

    • Además de tonificar el vientre, esta técnica ayuda a corregir la postura y a frenar la incontinencia urinaria.
    • Los ejercicios, realizados en apnea, fortalecen el suelo pélvico para la recuperación tras el parto.

 

Madrid, 20 de junio de 2016.- Su nombre es “gimnasia abdominal hipopresiva” (GAH) y hoy por hoy es la técnica de elección para la recuperación post-parto. Sin embargo, es de gran efectividad en otras patologías y dolencias como el síndrome de deficiencia postural o en pacientes con problemas de espalda (hernias, lumbalgias mecánicas y escoliosis).

 

Se trata de una técnica compleja que requiere del seguimiento de un especialista para conseguir la mayor efectividad. “Si prima la constancia y los ejercicios son realizados bajo control profesional, los resultados son espectaculares”, afirma Patricia Carrasco, fisioterapeuta experta en hipopresivos de iQtra Medicina Avanzada. “Lo primero que puede venirnos a la cabeza es post-parto”, añade, “aunque en realidad la gimnasia abdominal hipopresiva es beneficiosa para muchas otras circunstancias: además de trabajar el suelo pélvico, es un entrenamiento que implica a toda la musculatura de la espalda y el abdomen profundo, por lo que es muy recomendable también para quien sufre hernias, síndrome de deficiencia postural o escoliosis en la columna.

 

La técnica

 

Sinergia muscular y presión nula son los pilares de esta técnica, que es clave en la recuperación de las mujeres después del parto. Para ponerla en práctica de forma segura y conseguir sus beneficios es importante dejarse guiar por un especialista, porque “los ejercicios se realizan en apnea respiratoria, sin aire en los pulmones, consiguiendo que la diferencia entre la presión torácica y la del abdomen sea cero”, asegura la fisioterapeuta de iQtra.

De esta forma, explica Carrasco, “la técnica trabaja fundamentalmente el suelo pélvico sin presión, y solicitando la acción de músculos lejanos, como los de la espalda serratos, multífidos… y los del abdomen profundo, por lo que activamos el periné sin contraerlo directamente.

 

La experiencia en primera persona

 

Elena, de 36 años, sufre diástasis abdominal separación de los músculos rectos del abdomen- como consecuencia de su embarazo. Cuenta que tras un mes practicando hipopresivos para corregirlo ya percibe alguna mejoría, aunque la técnica no es fácil: “la respiración la tengo controlada, pero lo más complicado es mantener las posturas correctamente.

El suyo es uno de los problemas para los que la gimnasia hipopresiva da buenos resultados, asegura Patricia Carrasco, la fisioterapeuta de iQtra, quien enumera otros beneficios:

  • Al fortalecer el suelo pélvico, es muy eficaz para tratar la incontinencia urinaria y también mejora las sensaciones en las relaciones sexuales.
  • Corrige la postura, gracias a la tonificación de la musculatura estabilizadora de la columna.
  • El efecto estético en el abdomen es muy visible: el vientre reduce su volumen, se aplana.
  • Consigue beneficios respiratorios -al trabajar el tono del diafragma- y digestivos, gracias al masaje natural interno que realiza el diafragma.

Como sucede con cualquier entrenamiento, la constancia es la fórmula que permitirá sacar el máximo rendimiento a los hipopresivos, una técnica  recomendable a cualquier edad, excepto para quienes sufren de hipertensión y durante el embarazo.

 

Puedes leer este artículo en los siguientes medios: