Hoy no puedes correr; mañana podrás volar - iQtra Medicina Avanzada

Hoy no puedes correr; mañana podrás volar

Publicado el 01.03.18 en Fisioterapia por iQtra

El 28 de febrero es el Día de las Enfermedades Raras, una jornada que tiene como objetivo concienciar sobre las enfermedades poco frecuentes y situarlas como una prioridad en la agenda social y sanitaria, además de impulsar su investigación. Una de esas afecciones poco frecuentes es la enfermedad de Perthes, también conocida por Legg-Calve- Perthes. El origen de la enfermedad de Perthes es desconocido. Se presenta en la infancia, entre los 3 y los 14 años, con mayor incidencia en torno a los 6-8 años. La padece uno de cada 10.000 niños, con más frecuencia niños que niñas. Es un síndrome que afecta a la vasculación de la sangre y provoca una necrosis en la cabeza del fémur por falta de riego sanguíneo. Tiene tres fases: la necrosis, en la que el hueso se muere; la fragmentación, en la que el hueso se rompe; y la regeneración. El tratamiento -de fisioterapia o quirúrgico– depende de la diferente y particular evolución de cada fase. Es una enfermedad larga y pesada, pero tiene cura.

 

Con el lema “Hoy no puedes correr; mañana podrás volar”, ASFAPE (Asociación de Familias con Perthes) ha iniciado una campaña con un doble objetivo: dar visibilidad a la enfermedad y transmitir ánimo en la recuperación a los niños que la están padeciendo. Porque un diagnóstico precoz mejora la recuperación,  porque es poco frecuente, sí, pero tiene solución, esta asociación ha propuesto que se cuelguen fotos con los protagonistas sentados en una silla al revés, que es como tienen que sentarse los afectados durante su tratamiento.

 

 

 

 

 

 

En iQtra Medicina Avanzada no lo hemos dudado y nos hemos unido a la campaña. Para que esta enfermedad sea más conocida, lo que permitirá que se diagnostique a tiempo y se pueda tratar convenientemente, y para que los afectados sepan que no están solos, que hoy no pueden correr pero mañana podrán volar.

 

 

 

 

Y aquí podéis ver el caso de Gonzalo:

 

 

 

Y leer sobre estos otros:

Familias con Perthes 

Perthes, no correr para poder volar

La enfermedad de Perthes en primera persona