Pisa fuerte y sano - iQtra Medicina Avanzada

Pisa fuerte y sano

Publicado el 27.07.16 en Noticias por iQtra

Aunque a veces no les prestemos la atención que deberíamos, los pies son la base de nuestro sistema locomotor y su cuidado es fundamental para evitar problemas y lesiones. En verano, al llevar los pies al descubierto, las agresiones externas como el sol, el calor, la sequedad o el agua suponen mayor motivo para visitar al podólogo y poder lucir unos pies sanos. “Detectar y diagnosticar el problema cuanto antes es clave para aplicar el tratamiento adecuado y conservar una buena salud en nuestros pies”, asegura Estela Pérez, podóloga de iQtra Medicina Avanzada.

Afecciones más frecuentes

Algunos de los principales problemas asociados al buen tiempo que sufren nuestros pies son el llamado «pie de atleta» – infección por hongos debida al sudor y la humedad-, las verrugas plantares -que pueden aparecer por no utilizar chanclas en las piscinas-, o las durezas y grietas en la zona de los talones. El diagnóstico rápido por parte del especialista es esencial para conseguir un tratamiento eficaz, también en otros problemas que arrastramos el resto del año, pero que en verano pueden agravarse e incluso afectar a otras articulaciones:

Juanetes: «además de la cuestión estética, tan incómoda en verano, y los problemas para calzarse, el dolor que provoca el juanete puede llegar a impedir caminar», explica la podóloga de iQtra. El calzado inadecuado, una forma incorrecta de andar y la predisposición genética son las principales causas de este problema. Los consejos a tener en cuenta, asegura la especialista, son utilizar plantillas específicas, separadores de goma y evitar los tacones.

Callosidades: además de eliminarlos en la consulta del podólogo, conviene averiguar la causa de estos engrosamientos de la piel en los pies. Gracias al estudio biomecánico de la marcha, explica Estela Pérez, es posible detectar el problema de raíz que lo provoca y resolverlo definitivamente.

Fascitis plantar: se trata de una lesión que provoca dolor en el talón. «En estos casos lo aconsejable es utilizar plantillas que permiten descargar la zona dolorosa y realizar un estudio biomecánico para corregir la mala pisada que origina esta patología», insiste la podóloga de iQtra.

El calzado ideal

En esta época, es habitual decantarnos por zapatos muy abiertos y blandos. La especialista Estela Pérez aconseja sin embargo que el calzado sea rígido al menos en el enfranque -parte central del zapato que une el tacón y el antepie-, y que, aunque sea abierto, lleve sujeción anterior y posterior -nunca debe llegar a ser estrecho, por la dilatación natural que se produce en el pie debido al calor-.

Además, explica la podóloga de iQtra, ya no es necesario renunciar a las plantillas que nuestros pies necesitan para poder utilizar calzado veraniego: «hoy en día, gracias a los avances en investigación de nuevos materiales para la confección de plantillas, estas apenas ocupan 3 milímetros en el interior del zapato. Además, es posible utilizarlas en sandalias abiertas por delante poniendo un adhesivo en la parte inferior de la plantilla para garantizar que no se mueva».