Técnicas infalibles para ser un mejor «runner» - iQtra Medicina Avanzada

Técnicas infalibles para ser un mejor «runner»

Publicado el 30.01.17 en Medicina deportiva por iQtra

El running es uno de los deportes que más adeptos ha captado en los últimos años, pero iniciarse en esta disciplina -para muchos adictiva- no es fácil, pues se requiere de mucha dedicación y compromiso para no tirar la toalla rápidamente. Sin embargo, siguiendo algunos métodos y consejos, como los que recomienda en Buenavida+ el Dr. Antonio Manzano, traumatólogo de iQtra, conseguiremos mejorar cada vez que salgamos a sudar la camiseta:

Marcar un plan:  es decir, establecer cuándo, dónde, cómo y cuánto tiempo vamos a dedicar a correr.“Tanto el sistema cardiovascular como tus músculos y tendones requieren una adaptación progresiva», explica el traumatólogo, “con la planificación, el rendimiento y el disfrute de este deporte aumenta espectacularmente en semanas».

Practicar este deporte de manera regular: de lo contrario, cada vez que corramos supondrá sobrecargar nuestras articulaciones, músculos, tendones y poner al límite nuestro sistema cardiovascular.

Atención a las zapatillas y calcetines: “El calcetín es el primer elemento que va en contacto con nuestro pie. La finalidad es un buen ajuste, sin costuras, que aporten una buena absorción de la humedad y el sudor de los pies”. El objetivo, asegura el Dr. Manzano, es que no resbalen y así evitar la aparición de las temidas ampollas.

Respetar nuestro ritmo: con un ritmo cómodo la carrera será menos traumática para nuestro organismo. “Si corremos con una zancada más larga, debemos ir con una menor frecuencia ya que conlleva una mayor sobrecarga cardiovascular y musculo-esquelética. Si nos decidimos por una frecuencia más alta, la zancada será más corta, de manera que las articulaciones y los músculos tengan una tensión muscular menor”, aconseja el experto de iQtra Medicina Avanzada.

Cuidar la posición de nuestro cuerpo: el doctor Manzano da una serie de pautas: “Mira hacia el frente, Los hombros hacia detrás y la espada recta, los brazos relajados y cómodos, y la rodilla delante del pie al dar la zancada”.

Una buena alimentación: tras la carrera, el traumatólogo señala que una correcta alimentación repara después de forzar músculos, tendones y articulaciones. «¿La dieta ideal? Rica en carbohidratos, pero también en grasas vegetales y proteínas».

No olvidar el calentamiento previo:  es importante dedicar, antes de empezar a correr, unos minutos a la movilización de tobillos, rodillas y caderas. Esto hará que nuestro cerebro tenga mejor control de la posición que mantiene cada articulación mientras corremos y sea menos probable que se produzcan lesiones de ligamentos.

Puedes leer el artículo completo, con más consejos clave, en Buenavida+ y en Sumédico.com