Me llamo Alejandro, soy estudiante y tengo 18 años. Siempre he sido un gran aficionado de los deportes; me gusta montar a caballo, jugar al fútbol y también el “enduro”, una modalidad de Motocross. Precisamente mientras participaba en una de estas carreras con la moto, en octubre de 2015, sufrí una rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) por un mal apoyo del pie.

Debido a esta lesión decidí acudir a iQtra -por recomendación de un familiar- para ponerle solución lo antes posible.

La decisión fue acertada: tanto en la fase de tratamiento, como en la de recuperación, mis impresiones han sido muy buenas. El equipo de fisioterapeutas que me han atendido, Juan Fraile y Ana Fernandes, han hecho un gran trabajo y gracias a ellos cada día noto que avanzo más y que lograré la recuperación total. Por otro lado, las instalaciones de la clínica también han sido un gran aliado, ya que son perfectas para la rehabilitación.

Hoy en día sigo recuperándome y mi situación física vuelve a ser la que era antes de la lesión. Soy capaz de hacer vida totalmente normal, por ejemplo, hace dos meses viajé a Italia con mis compañeros del colegio y no tuve ningún problema, a pesar de que anduvimos mucho. También estoy retomando el deporte poco a poco, y las sensaciones que tengo son bastante buenas.

Quiero dar mi agradecimiento al equipo de fisioterapia que me ha atendido con una implicación total en mi rehabilitación. Gracias a ellos, el proceso de recuperación ha sido muy llevadero y entretenido. Además quiero destacar también la amplia disponibilidad de horarios de iQtra, donde ha sido posible pedir cita de una semana para otra sin problema.