Me llamo Asunción, tengo 58 años y soy farmacéutica. Acudí a los profesionales de iQtra por recomendación de un amigo cuando llevaba un año y medio con mucho dolor en la cadera, lumbares y columna que me impedía realizar mi actividad diaria. Ya había acudido a muchos fisioterapeutas, pero nadie me había ayudado a solucionar mi problema.

Me diagnosticaron lumbociatalgia y síndrome del piramidal, a lo que había que sumar mis antecedentes de fracturas de lumbares y escoliosis.

Al inicio del tratamiento en iQtra no veía grandes progresos, pero en cuanto pasó el primer mes noté una gran mejoría. Ahora, tras dos meses de rehabilitación y siendo muy constantes, tengo mucha más elasticidad y voy recuperando la fuerza muscular que daba por perdida.

Estoy muy agradecida al Dr. Villamor, al Dr. Durá y a todos los fisioterapeutas de iQtra que han llevado mi caso – especialmente a Carolina, por su paciencia y entrega.




Paciente con varias fracturas de lumbares antiguas y que tras varios tratamientos con fisioterapeutas (8 en total) acude a nuestra consulta con dolor agudo en columna, lumbar y cadera derecha que le imposibilita estar sentada y realizar cualquier actividad de la vida normal, hasta el andar. Estaba desesperada y muy dolorida.

Comenzamos a normalizar el tono muscular con tratamiento manual suave y a elaborar tabla de ejercicios personalizada para quitarle el miedo a moverse. A medida que el dolor iba disminuyendo el tratamiento manual se ha ido cambiando por ejercicios de control motor y estiramientos más globales.

Actualmente la paciente está realizando ejercicios en piscina, bicicleta, pilates y marchas prolongadas sin ninguna molestia.

Carolina Fernández, fisioterapeuta.