Hola, me llamo Eduardo, tengo 47 años, soy piloto de helicópteros y actualmente trabajo en las plataformas petrolíferas de Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes. Hace varios meses, mientras practicaba footing en dicha ciudad, fui arrollado por un coche que se dio a la fuga. El resultado fueron 5 costillas fracturadas, triple fractura abierta de cúbito y triple fractura de pelvis. Fui operado de urgencia del brazo en un hospital de Abu Dhabi donde permanecí  ingresado 2 semanas. El diagnóstico del alcance de la lesión de la pelvis fue bastante complicado y recibí opiniones médicas muy diversas, incluso contradictorias, que complicaron enormemente la decisión a tomar, con la consiguiente perdida de un tiempo muy valioso. Soy corredor aficionado de triatlones y carreras de media distancia y la perspectiva de una cojera permanente era realmente devastadora, sin mencionar las posibles implicaciones profesionales.

El único doctor que nos dio un diagnostico claro y preciso fue Ángel Villamor. Él atendió personalmente nuestra llamada -un domingo por la tarde- y fue para mi, en aquellos momentos difíciles y de incertidumbre, una tabla de salvación. Ángel es una persona cercana y cariñosa, con la cual es muy fácil comunicarse.

Fui repatriado 2 semanas después del accidente y el Dr. Villamor y su equipo me intervinieron quirúrgicamente el mismo día de mi llegada, un sábado por la mañana. Durante las 6 semanas que permanecí hospitalizado, fui tratado diariamente por los médicos y fisioterapeutas de la clínica iQtra. No tengo palabras para definir su grado de dedicación y profesionalidad así como su calidad humana. El tratamiento en iQtra es realmente integral, todos los componentes del equipo eran conocedores en todo momento de mis progresos y contratiempos médicos y todas las decisiones importantes fueron tomadas de manera multidisciplinar y consensuada, lo cual era fundamental para mi recuperación dado el amplio espectro de mis lesiones.

Tras recibir el alta hospitalaria continué mi rehabilitación en iQtra. Y resumiría mi opinión diciendo que sus  fisios tienen, además de sus titulaciones correspondientes, un master en humanidades y psicología y un doctorado en paciencia y cariño. Gracias de corazón  a los doctores Villamor, Durá, Torregrosa, Manzano, Garabito y García Olivares y a los fisios Carolina Fernández, Ana Fernándes, Patricia Carrasco, María Montalvo, Eva Tirado, Jose Molinos y a ambos Luises (García y Rolandi).

A día de hoy no me cabe la menor duda que la decisión de acudir a Ángel y su equipo (gracias Lola, Santiago y Jose por vuestra recomendación) ha sido una de las mas importantes y acertadas de mi vida.




Eduardo presentaba fractura de las ramas isquiopubianas sintetizadas con fijadores externos y fractura de codo sintetizada con placa atornillada y tornillos en otro centro en Dubait.

La rehabilitacion fue lenta pero muy satisfactoria. Estuvo ingresado aproximadamente un mes en el hospital, donde todo el equipo de fisioterapia de iQtra fuimos haciéndole rehabilitación. Después continuó con fisioterapia en la clínica y su evolución fue espectacular, sobre todo en cuanto se confirmó con radiografías que las fracturas estaban consolidadas. Pasó entonces de estar encamado sin poder andar durante más de 3 semanas, a realizar sus primeros pasos con el andador.

Realizó fisioterapia con nuestro equipo pasando por cada una de las especialidades hasta conseguir la readaptación deportiva y vuelta a la normalidad en todos los aspectos. Dada la complejidad del caso (politraumático) el trabajo multidisciplinar de todo el equipo médico/fisioterapeutas/podólogo es imprescindible para la recuperación óptima.

 

Carolina Fernández, Fisioterapeuta