Me llamo Francisco Salinero, tengo 46 años y soy empresario. Cuando tenía 20 años practicaba ciclismo y sufrí una caída que me provocó luxación de rótula. Tuvieron que operarme porque mi rótula se luxaba continuamente.

Al año siguiente pasé por quirófano de nuevo, ya que la rodilla me seguía doliendo. Varios años más tarde, la rótula seguía muy desviada hacia fuera y, una vez más, tuve que ser operado. Pude seguir practicando ciclismo pero siempre sufriendo dolores y sin terminar de recuperar bien la pierna.

Decidí entonces dejar de practicar deporte porque mi rodilla tenía cada vez menos movilidad y la rótula se agrandaba cada vez más. En el año 2014 tan solo podía doblar la pierna 90 grados y no podía estirarla del todo, no aguantaba más de 10 minutos caminando. Me daba miedo someterme a otra operación sin éxito y con larga recuperación.

Entonces conocí al Dr. Villamor por televisión y por sus éxitos en operaciones de rodilla y decidí acudir a su clínica iQtra. Recuerdo bien sus primeras palabras: “no te preocupes, que estoy acostumbrado a casos difíciles .”

El Dr. Villamor me diagnosticó condropatía rotuliana con desaparición completa del cartílago femoral y osteofitos en la rótula, razón por la que estaba tan grande y sin cartílago.

En Noviembre del 2014 el doctor me operó, y dos meses después empecé con el tratamiento de Plasma rico en factores de crecimiento. A los tres meses de la operación tenía movilidad completa en la pierna.

Desde la intervención he seguido con el tratamiento de plasma y en mi última revisión con el Dr. Villamor en Septiembre de 2016, se veía que tengo cartílago en la rótula y rodilla. La rotula está completamente centrada y la pierna con cuádriceps como en la otra.

En la actualidad no tengo ningún dolor, bajo y subo escaleras sin problema y hago bicicleta una hora todos los días, que alterno con dos horas caminando.

Cuando entré al quirófano el Dr. Villamor y su equipo transmiten una seguridad y una confianza enorme. Mi agradecimiento a todos ellos y muy especialmente al Dr. Ángel Villamor, que eso es lo que es para mí, un ángel.

Si alguien quiere ponerse en contacto conmigo para que les explique en persona mi caso, en la clínica pueden pedir mi teléfono.