Soy Luis, ingeniero de 35 años. Lamentablemente, una de mis aficiones, el atletismo, llegó a provocar un intenso daño y desgaste en mi menisco al correr medias maratones. Mi decisión de apuntarme también a un curso intensivo de pádel hizo el resto, y acabó desencadenando una rotura parcial del menisco interno.

Ante el problema, decidí buscar traumatólogos cercanos que pudieran tratarme y encontré iQtra . Durante un año, intentamos solucionarlo sin tener que intervenir quirúrgicamente, pero el dolor persistía y finalmente pasé por quirófano en manos del Doctor Garabito.

En cada momento del proceso me sentí en muy buenas manos y, sobre todo, muy tranquilo. La ayuda no me faltó tampoco durante la recuperación, en la que el fisioterapeuta Juan Fraile me ha enseñado cómo trabajar con constancia para lograr un buen resultado final. Ahora soy capaz de practicar deporte de nuevo sin sentir ninguna molestia, e incluso he podido subirme a una bicicleta de montaña.

Quiero dar las gracias a todas las personas implicadas en mi tratamiento: el Doctor Garabito, el Doctor Torregrosa, Juan Fraile y todas las enfermeras, por haberme tratado siempre con cercanía y brindarme tanta ayuda.