Mi nombre es Patricia Gil-Casares y soy decoradora. Hace un tiempo sufrí una rotura del supraespinoso; al operarme en otro centro, el cirujano tocó un nervio y como consecuencia mi hombro quedó congelado.  Tras este incidente pasé tres meses en una unidad del dolor con morfina, hasta que una amiga me recomendó acudir a iQtra.

Fue la decisión más acertada, ya que por fin encontré a un médico que fue capaz de ofrecerme soluciones no quirúrgicas y eficaces. El tratamiento que he recibido ha sido un éxito y ahora estoy totalmente recuperada y con plena movilidad.

Me gustaría expresar mi agradecimiento a todo el equipo de iQtra por su profesionalidad y cariño, y especialmente al doctor Villamor y a mi fisioterapeuta, Carolina, que llegó a meterse conmigo en una piscina para que yo pudiera mover el brazo.




HOMBRO CONGELADO

Fue operada el hombro izquierdo en otro centro en donde se le realizó bursectomía y acromioplastia. Acudió al Doctor Villamor por referir un dolor muy intenso en el hombro que le incapacitaba a realizar ninguna acción con el hombro y le impedía dormir. Estaba siendo tratada en la unidad del dolor con morfina y no tenía ningún alivio de la sintomatología.

Tras la consulta, el doctor Villamor le diagnostica capsulitis retráctil u hombro congelado y recomienda comenzar tratamiento conservador con una rehabilitación personalizada y bajo el umbral del dolor. La paciente presentaba una movilidad muy reducida del hombro y mucho dolor ante cualquier movilización.

A los 10 días de haber comenzado la rehabilitación el dolor bajó significativamente y ya no tomaba apenas medicación. Comenzamos a trabajar en piscina y realizamos tecnicas de inhibición muscular, liberación del movimiento de la cintura escapular y cervicodorsal mediante técnicas de osteopatía, miofascial y estiramientos. La progresión fue muy satisfactoria y actualmente está totalmente recuperada.

Carolina Fernández, fisioterapeuta.

Más info aquí.